Etiquetas

, , , , , ,

Hace varios meses, y cuando se habían disputado pocos partidos de la primera vuelta en Liga, hablamos con el capitán del Hércules B, Pedro Chinchilla, sobre su trayectoria en el mundo del fútbol y su temporada como blanquiazul. Publicamos la primera parte de su entrevista donde nos contó cómo empezó y su paso por varios equipos de la provincia. Decidimos dejar en el tintero la segunda parte. Desde entonces y hasta ahora mucho ha cambiado la historia de este grupo de jugadores que está teniendo una actuación extraordinaria en estos últimos partidos y todo ello a cambio de nada. Creemos que es el momento de publicarla para transmitiros a todos la confianza, en sus posibilidades, que ha tenido esta plantilla desde el principio.

Desde que comenzó la segunda vuelta, el Hércules B no conoce la derrota. De los últimos 16 partidos, el equipo solo ha perdido uno y ha encadenado diez partidos consecutivos sin perder. Estos resultados han llegado gracias al esfuerzo y las ganas de luchar, por algo más que la permanencia, de cada uno de ellos. En todo este tiempo que ha transcurrido, Chinchilla ya ha entrenado en varias ocasiones con el primer equipo y es el máximo goleador del Hércules B con ocho tantos Mirar atrás es la forma de recordar cómo este equipo ha llegado hasta donde está ahora. Y esta segunda parte de la entrevista a nuestro capitán, Pedro Chinchilla, es muestra de ello.

¿Qué pensaste el primer día que llegaste al entrenamiento del Hércules B y de qué manera crees que ha evolucionado el equipo?

Lo primero que pensé fue que había mucha gente joven para la categoría que era. Tuve la sensación de que íbamos a tener un equipo muy flojo. Sí que es verdad que estuve tres o cuatro días pensándomelo de tal forma que mi decisión la mantendría toda la temporada. Aposté por quedarme y es lo que voy a hacer. Contaban conmigo, me habían dicho que hacía falta en el equipo y que apostaban por mí. Me lo pensé y decidí quedarme.

Somos jugadores que hemos venido de distintos equipos. Entre los jugadores que se han ido y los que están en el Jove Español, en este equipo no sigue casi nadie. Es un grupo nuevo, con gente que no se conoce. Para muchos, es una categoría nueva. Esto cuesta y es muy difícil. Creo que, ahora mismo, se van viendo ya algunos detalles. El equipo va mejorando, va captando la idea que tiene el entrenador y el club de jugar al fútbol. Poco a poco todo irá a mejor. Continuo apostando por este equipo y, aunque la gente no confíe, vamos a jugar Play Off.

¿En ningún momento has pensado que, tal vez, te hayas equivocado viniendo al Hércules B?

No. Yo estoy jugando y veo un buen equipo. Es verdad que en los malos momentos, te llaman de otros equipos para que vuelvas y te dicen que las cosas no van a salir bien aquí. Pero mis ideas están claras y porque las cosas vayan mal no me voy a ir ahora. No me parece bien. Sigo apostando por lo que he hecho. Lo que tenga que hacer, lo haré yo y si me equivoco, me equivocaré yo. Mi decisión ha sido quedarme en el Hércules B.

¿Por qué crees que el equipo te eligió capitán?

La gente es muy joven y, junto a otro compañero, soy el más veterano del equipo. Quizá, por eso. En un partido me dijeron que me pusiera de capitán y en los amistosos lo cogí como costumbre. Luego se hizo la votación y mis compañeros decidieron que lo fuera y estoy muy contento.

En tu opinión, ¿qué crees que debe tener y aportar un capitán al equipo?

Sobre todo, el capitán debe motivar a sus compañeros, estar ahí cuando fallan y apoyarlos. Cuando el equipo está abajo, intentar levantarlos. Animarlos para que vayan hacia arriba. Cuando todo el mundo no está, es cuando tienes que estar tú y ayudar. Hacer de líder y hacerles ver que se puede.

¿Cómo se lleva eso de ser uno de los más veteranos del equipo?

Es algo nuevo porque en todos los equipos donde he estado había gente más veterana y yo era de los más jóvenes. Ahora es al revés y he pasado a ser uno de los más mayores del vestuario. Intento ayudarles en todo lo que puedo. Lo que sé, intento transmitírselo a ellos y que vayan, al menos, haciéndose a la categoría porque algunos son nuevos y no saben cómo funciona.

Comienza la Liga y ganáis al Albatera, pero después perdéis tres partidos consecutivos, ¿qué pasó en esas tres semanas para que el equipo no levantase cabeza?

Al principio no teníamos confianza. Tras el primer partido, puede ser, que el equipo se viniese arriba. Tras ir a Rojales y perder, tal vez, el equipo se vino un poco abajo. Después nos tocaron dos equipos que, a priori, no iban a estar arriba por lo que se decía y, es posible, que el equipo se confiara otra vez. Nos ganaron y con estas dos derrotas el equipo se hundió y más tras el partido en Petrer. También hay que decir que el cuerpo técnico ha estado a la altura. Sabemos que hay que ir poco a poco.

La victoria frente al Crevillente os cambió radicalmente como equipo y a esto hay que sumarle algún que otro factor extradeportivo…

Nosotros no cobramos y jugamos porque nos gusta. Sí que es verdad que no estamos viendo que, ya que no nos pagan nada, tengamos respaldo del club con el tema del material. No estamos dando la imagen que el club se merece. Eso, aunque no quieras, sí que nos influye. En los partidos no piensas en esas cosas, pero siempre lo tienes en la cabeza. En este caso, como capitán, antes del partido frente al Crevillente hablé con los compañeros y les dije que estaba claro que las cosas no estaban bien y que no teníamos los mejores materiales, pero teníamos que dejar eso a un lado.

Al fin y al cabo si estamos jugando es porque queremos hacerlo y la única forma de que nos vean es ganando, estando arriba y haciendo las cosas bien. Es decir, había que dejar ciertos aspectos al margen y trabajar como si todo fuera perfecto. Con el tema económico no va a pasar nada porque aquí nadie está cobrando y juega porque quiere. Por eso el club debería poner más de su parte. Que haya jugadores que estén dando la cara por el equipo sin querer cobrar es razón suficiente para tenerlos contentos en otros aspectos.

El empate ante el Benidorm demostró que ante las dificultades el equipo sale con más ganas a jugar, ¿tal vez porque os enfrentáis a equipos de la parte alta y os motiváis aún más?

El gol en el último minuto frente al Crevillente nos motivó muchísimo y nos hizo pegar un salto anímicamente a todos. Después llegamos a Benidorm confiando en que podíamos ganar. Todos los equipos de arriba que quieran jugar al fútbol nos van a beneficiar porque nosotros queremos jugar el balón. Ante equipos como Benidorm, Villajoyosa o Alicante vamos a jugar mejor y vamos a estar más a gusto que frente a equipos que se cierran y no quieren hacer fútbol.

En Regional Preferente hay muchos equipos que no cobran, pero vosotros os diferenciáis del resto porque sois el filial de un club de Segunda División como el Hércules CF. Cómo equipo y tú, como capitán, ¿por qué queréis luchar esta temporada?

Lógicamente no somos como cualquier otro equipo de Preferente. Somos el filial del Hércules CF y todo jugador que está aquí quiere subir al primer equipo y lo va a dar todo para hacerlo. ¿Objetivo personal de cada uno? Supongo que llegar al primer equipo. Eso está claro. Luego, ¿cómo equipo? Jugar Play Off y, como yo confío en nosotros, subir a Tercera. Como colectivo, el equipo quiere estar arriba y, sobre todo, hacer buen fútbol.

El ambiente en el equipo es muy bueno por lo que se ve en los entrenamientos…

Lo mejor de todo es el ambiente. Si no lo hubiese, este equipo no iría a ningún lado. El cuerpo técnico lo tiene claro y sabe que cuánto mejor ambiente haya en el vestuario, cuanto más estemos como una piña de amigos, más resultados positivos va a dar el equipo.

¿Crees que eso es lo más importante?

Sí. Lo tengo claro. Cuánto más amigos haya en el vestuario, no compañeros, más arriba va a estar el equipo y mejor va a salir todo. Somos una piña y vamos todos a una. Cuando se entran en temas económicos donde unos cobran más que otros, es otro tipo de fútbol. Uno de los motivos por los que confío en que este equipo va a estar arriba es porque no va a haber pique por el tema de cobrar. Aquí estamos todos porque nos gusta. Todos jugamos porque queremos ser futbolistas y lo estamos haciendo gratis. Hay muy buen rollo y eso, al final, dará resultados.

Tal vez… ¿venir al Hércules ha sido la forma de quitarte la espina clavada tras ser rechazado por el club de pequeño?

No. La espina clavada es el hecho de que no he tenido suerte y no me han dado nunca una oportunidad. Ahora he visto ese momento y yo creo que tengo que aprovecharlo. Si sale bien, estupendo. Si sale mal, será otro año más jugando al futbol. Pero no es por lo que me pasó de pequeño. Es más la espinita de no haber tenido la opción, a lo mejor, de estar en un equipo así y tener las oportunidades que tienen jugadores que están, por ejemplo, en un Hércules CF o en otro equipo grande.

¿Te imaginas debutando con el primer equipo?

Sí. Yo confío en mí y, sinceramente, si me he quedado es porque confío en debutar algún día. O, al menos, en que me suban a entrenar y que me puedan ver. Esa es mi ilusión y si no tuviese esa ilusión, no estaría aquí. Sí. Me he imaginado, muchas veces, jugando en el Rico Pérez y debutando. Si no confío y no creo en mí, no llegaré a ningún lado.

Anuncios